Bebé orangután con traumas por abuso se abraza a si misma constantemente

Esta orangután huérfana llamada Joss se mantuvo como una mascota durante casi dos años, y está tan profundamente traumatizada por su pasado de maltrato que ha desarrollado una serie de conductas perturbadoras de afrontamiento.

La médica veterinaria Jaclyn Spa afirma: "La vida de Joss hasta ahora debe haber sido muy traumática y estresante para que se comporte de esta manera anormal. Los animales acostumbran a crear conductas generales que actúan como un mecanismo de defensa que responden a un momento estresante que han vivido. Nosotros jamás hemos visto un bebé orangután tan joven exhibiendo conductas estereotipadas como este. Es muy doloroso de ver, ya que debe reflejar el trauma emocional y mental que está sufriendo".

Cuando el equipo de expertos veterinarios trata de consolar y sostener a Joss, ella parece aún más estresada, envolviendo su cuerpo con sus dos brazos y golpeando su pobre cabeza contra la pared.

Este equipo está haciendo todo lo posible para aliviar el sufrimiento de Joss; ella requiere de una supervisión constante y de distracción y sólo el tiempo dirá si va a tener una recuperación completa de este terrible comienzo en la vida.