El pit bull que pasó tanto tiempo solo, que no se separa un instante de la mujer que lo adoptó

Este perro es tan pegadizo a su dueña, que no la deja sola ni un minuto. Este perro está siempre en el lugar indicado para estar cerca de su dueña.

Pero la razón por la que Bluto, como se llama este Pit Bull, ama tanto llamar la atención, es porque pasó muchos años de soledad, lo que lo llevó a sentirse muy triste. Hasta este momento.

Bluto fue encontrado como un perro vagabundo y llevado a un centro de rescate, donde rápidamente se ganó a todos gracias a su bella y cautivante sonrisa.

Sarah, su actual dueña, en aquel momento vio su foto online y supo que tenía que adoptarlo, ya que le pareció adorable. Todo ocurrió cuando observando las publicaciones de Instagram, vio a Bluto, con su sonrisa y lengua enormes.

Por lo tanto, Sarah decidió conducir su coche durante 12 horas para conocerlo, no sin antes recoger a su hermana y a sus otros dos perros, Ellie y Tank, para tomar la carretera hasta el refugio donde descansaba Bluto.

Sarah se enamoró de Bluto no solo por su belleza, sino también por sus rarezas, ya que tiene un horrible aliento y una lamida siempre dispuesta a mojar la cara de su dueña.