La dura realidad de los perros viejos

Generalmente, la relación entre un perro cachorro y sus dueños siempre es ideal y perfecta en los primeros momentos. El cachorro es joven, divertido, juega y no tiene problemas de salud. Pero cuando crece y se pone viejo, en muchas ocasiones las familias lo comienzan a desplazar y a rechazar. Y más aún cuando este perro ya está viejo y enfermo.

Este conmovedor video nos enseña que más allá de que los perros envejezcan, así como también lo hacemos nosotros, eso no significa que pierdan sus ganas de vivir o sus sentimientos.

 

Debemos pensar que los perros sufren de manera enorme el rechazo que muchos dueños les dan, sumado a su frágil salud y la idea de una posible muerte asistida.

Los perros tienen sentimientos y durante muchos años llenan de amor y alegría millones de hogares en el mundo, ¿entonces por qué tratarlos de esta manera?

¡Ámalos y cuídalos siempre! ¡Nunca los abandones! Ellos te serán fieles hasta que mueran.