La triste historia de una perra adoptada y devuelta al refugio en dos oportunidades

Lana fue introducida por primera vez en el centro de rescate de animales Mighty Mutts en Toronto, Canadá, cuando era una cachorra. Fue parte de una gran camada de perros nacidos en México y, según el personal del refugio, vivía aterrorizada por todo.

Lana era la más débil de la camada. A menudo tenía que competir con sus hermanos por la comida. Luego la llevaron a Toronto, Canadá, para que pudiera tener la oportunidad de tener un hogar de verdad.

Finalmente, a los cinco meses y medio de edad, fue adoptada por una familia. Sin embargo, sus problemas de conducta, desarrollados cuando tuvo que competir con sus hermanos por la comida, resurgieron.

A pesar de sus mejores esfuerzos, la familia, que tenía niños pequeños, tuvo que devolverla al refugio. Esto era como si su mundo se hubiera acabado.

En su primer día de regreso, estuvo demasiado triste. Sin embargo, Dahila, que cuidaba de Lana cuando era cachorra, apareció al día siguiente y dijo que la perra había empezado a mejorar un poco su ánimo.

Pero después de que se hicieran virales las fotos de su historia, volvió a encontrar una nueva casa, esta vez momentánea. Fue colocada allí mientras Mighty Mutts le buscaba una casa permanente.

Finalmente consiguió otro hogar adoptivo. Esto fue en enero de 2016 y el futuro parecía prometedor. Pero volvió a tener problemas de conducta y los dueños decidieron devolverla.

Debido a que estuvo más de tres años sin poder conseguir un hogar, en el refugio pusieron como fecha límite el 20 de mayo de 2017, momento en el cual deberían aplicarle la eutanasia.

Sin embargo, por su historia y los pedidos de la gente en las redes sociales, actualmente Lana ha encontrado una casa de acogida y un nuevo programa de entrenamiento, según Rescue Dogs Match.