Lázaro era una bola de pelos hasta que un grupo de rescatistas los encontró y su vida cambió

Aunque parezca muchas veces algo imposible, siempre hay una solución para todo. No importa qué tan mala sea la situación, siempre se puede revertir. Y este perro del video, llamado Lázaro, lo puede mostrar mejor que nadie.

Viviendo durante varios años en un establo abandonado, solo, comiendo cuando podía y sin ningún cuidado de una persona, Lázaro se las tuvo que ver con el frío y la dura realidad que le tocó vivir.

Se cree que Lázaro tuvo un dueño, quien murió y posteriormente nadie se hizo cargo de la casa ni de su perro. Así fue cómo Lázaro tuvo que rebuscarse la vida comiendo cuando pudo, pasando frío y en una completa soledad en un establo abandonado y sucio.

El equipo de un refugio de animales lo encontró y quedó sorprendido al verlo, ya que era una bola de pelos. Claro, Lázaro hacía muchos años que no recibía cuidados y su pelo había crecido considerablemente. ¡Fueron más de 15 kilos de pelo lo que le quitaron a Lázaro!