Perro creyó que su antigua familia había regresado por él al refugio, pero el desengaño fue total

En ciertas ocasiones, momentos ingratos e infelices se transforman en nuevas oportunidades en la vida. Y algo de esto le ocurrió a Zuzu, una perra de dos años que viviría algo insólito.

Zuzu escapó de su casa, donde vivía con su familia. La relación con sus dueños se había deteriorado desde que murió el padre de Zuzu, lo que provocó una gran depresión en la perra.

Zuzu terminó viviendo temporalmente en un refugio, donde aguardó ansiosamente a que apareciera su familia para rescatarla de allí.

Llegó un día en que sus deseos se hicieron realidad, y su familia estaba allí, en el refugio y frente a su jaula.

Zuzu pensó que su familia la extrañaba y que habían ido al refugio para llevarla nuevamente a la casa. Pero sus suposiciones fueron incorrectas, ya que su familia la rechazó, asegurándole a Desi Lara, una empleada del refugio, que no la querían a Zuzu porque estaba siempre triste desde la muerte de su padre.

En su lugar, la familia intentó adoptar a otro perro del refugio, pero fue tan grande la indignación de Desi, que les dijo que no adoptarían a ningún perro allí, ya que si abandonaban a una perra por estar triste, no eran aptos para adoptar a otro animal.

Zuzu fue esterilizada, vacunada y se le instaló un microchip. Ahora aguarda a que una nueva familia la adopte y que no la rechacen cuando esté triste.