Perro se rehusa a entregar su chupete de bebé

Queriendo revivir los años de ser un cachorro, este adorable perro llamado Max apareció con un chupete en su boca y se negó a dejarlo a un lado, sin importar lo mucho que su madre le haya rogado para que lo hiciera.

No importa cuán grandes sean los perros: ellos siempre llevarán dentro a un cachorro juguetón con ganas de pasarlo bien y ser el centro de atención. Max quiso volver a ser un cachorro por un rato.

Y algunos perros realmente actúan como bebés grandes. No quieren crecer y constantemente están buscando la diversión.

Su dueña intenta quitarle el chupete de la boca, pero Max la esquiva. Él se siente cómodo en esa posición, y no quiere dejar de estarlo. ¡Algunos perros nunca crecen! No es que haya algo malo con eso. Después de todo, estos perritos graciosos nos viven regalando gratos momentos como este. Y Max volvió a sentir lo que es ser un cachorro.