Rescate a contrarreloj para salvar a un perro atrapado en el río Charles

El dueño de Crosby, un perro de raza Golden Retriever que cayó a un río congelado, llamó a las autoridades de Massachusetts para que pudieran rescatar a su mascota.

Los policías usaron el localizador de un teléfono inteligente para saber exactamente dónde estaban el perro y su dueño.

La policía y los equipos de rescate no vacilaron en saltar en las gélidas aguas del Río Charles con el fin de extraerlo de allí, después de haber quedado atrapado en el agua por quebrarse la fina capa de hielo que cubría el río.

Crosby se encontraba a unos 50 metros de la costa, y no lograba salir del agua y arrastrarse sobre las hojas delgadas de hielo que lo rodeaban. Si lo hubiera hecho, habría caído nuevamente, ya que las capas de hielo eran muy frágiles.

Cuando llegaron los rescatistas, prepararon los trajes, lo que les permitió sumergirse en las gélidas aguas sin correr el riesgo de sufrir un brusco contraste térmico.

Uno de los rescatistas llegó hasta donde estaba el perro, rompiendo en el camino las capas de hielo. De esta manera, Crosby fue rescatado y llevado a una clínica veterinaria para chequear su salud, para después volver a los brazos de su dueño.