Scooby no quería dejarse rescatar por miedo, pero con el rescate encontró la felicidad

Hope For Paws participó de un gran rescate de un perro que estaba abandonado. Como es de suponer, ellos salen siempre preparados para rescatar perros, ya que suele ocurrir que reciban llamados de personas pidiendo ayuda. Así que por lo tanto, cada vez que salen para cualquier otra tarea, llevan el equipo y los elementos necesarios para participar en rescates.

Al llegar a la playa de estacionamiento donde se encontraba el perro, tuvieron que cerrar el lugar para que no se escapara. El perrito no quería ser rescatado, corría de un lugar a otro para evitar que lo capturaran.

Finalmente, lo arrinconaron al lado de una camioneta. Mediante unas caricias y tratando de calmarlo, pudieron colocarle una correa y por fin capturarlo.

Así fue cómo posteriormente llevaron a Scooby a una clínica veterinaria, donde se realizó su gran transformación: le cortaron el pelo y le hicieron los chequeos correspondientes para comprobar que no tuviera ningún problema de salud.

Ahora Scooby está a salvo y a la espera de ser adoptado por una amorosa familia.