Sully se niega a ser adoptado si no adoptan también a su amiga

Hay ocasiones en las que se tiene que tomar una decisión, pero el corazón dicta lo contrario a lo que dice el cerebro. Y más aún cuando se trata de animales tan adorables como Lucy y Sully.

Alaina Brinton, una gran amante de los animales, había perdido a su perro hacía poco tiempo. Por lo tanto, decidió dar la bienvenida a una nueva mascota en su casa, pero la mujer no sabía que no sería una adopción, sino dos.

Lucy y Sully eran dos perros que vivían en un refugio. Lucy tenía unos años más que Sully, por lo que fue prácticamente como su madre. Esto hizo que se hicieran inseparables.

Así fue cómo al ser dos perros inseparables y al ver que no se despegaban uno del otro estando en el refugio, Alaina decidió adoptar a los dos perros.

Después de 7 años, ellos siguen tan inseparables como el primer día, y Alaina está feliz con la compañía y el amor que le brindan sus dos perros adoptados.