Tota: lo mejor que me ha pasado este año

Y cuando más necesitamos ayuda y compañía, siempre aparece alguien que nos devuelve el sentido y las ganas de vivir. Esto es lo que le pasó a este joven que encontró a Tota, una perra de la calle.

Tota había sido abandonada por sus antiguos dueños, posiblemente debido a que tenía un tumor mamario. Con sus aproximadamente 10 años de edad, Tota tenía los meses contados. Sus esperanzas de vida eran pocas.

Su nuevo dueño le hizo un video muy emotivo que después subió a YouTube, agradeciendo haberla encontrado en la calle, ya que justamente él también estaba atravesando una situación difícil en su vida.

Luego de dos operaciones, Tota se recuperó. No era fácil. Había más probabilidades de que no lo lograra. Pero esta perra quería vivir. Así lo dejó demostrado semanas más tarde, cuando el tumor ya era un asunto del pasado y el presente le regalaba una nueva oportunidad en su vida.