Un colibrí queda atascado en chicle y un padre y su niño acuden al recate

Si eres de los que arrojan la goma de mascar en cualquier lado, aquí te traemos una buena razón para que siempre tires el chicle en la papelera.

Y es que aunque parezca imposible de suceder, justamente un pequeño pájaro se quedó atascado en el césped debido a un chicle arrojado en el lugar menos indicado.

¿Recuerdas cuando en la escuela tus profesores te prohibían masticar chicle, y mucho menos meterlo debajo del escritorio?

Bueno, ya es hora de que se ponga en práctica una nueva lección fuera del aula: no se debe tirar goma de mascar usada en el suelo porque puede tener efectos devastadores para la vida silvestre.

Este video muestra lo que sucedió cuando un pequeño colibrí tuvo un aterrizaje desafortunado, terminando pegado al suelo en una piscina de menta pegajosa.

Afortunadamente, no pasó mucho tiempo antes de que una familia amable encontrara el ave y rápidamente acudiera al rescate, antes de que un depredador llegara allí primero.

En las imágenes se puede ver a un hombre levantando al colibrí cuidadosamente para no lastimarlo y despegándole los pedazos de chicle y césped, mientras su hijo de 3 años está a su lado sorprendido, el colibrí recibe la ayuda que necesitaba gracias a una amorosa familia que ama y respeta a los animales.