Un perro con una habilidad muy especial es incluido en el anuario de grado de una secundaria

Hay historias extrañas y conmovedoras, pero pocas como la de esta preparatoria de Virginia, en donde se presentó a un perro en el anuario institucional para que fuera recordado por siempre.

Andrew Schalk, de 16 años de edad, es un estudiante de tercer año en la Escuela Secundaria Stafford en Fredericksburg, Virginia, quien concurre a la escuela todos los días acompañado por su perro de servicio, Alpha.

Schalk le dijo a ABC News que él y Alpha, un perro de raza Labrador, están juntos desde 2014, después de que Schalk fuera diagnosticado con diabetes tipo 1 en 2009.

Conseguir a Alpha fue un asunto de la comunidad, ya que Schalk tuvo que recaudar 25 mil dólares para que su perro fuera entrenado adecuadamente, y se apoyó en sus compañeros de clase junto con los compañeros de trabajo y amigos de sus padres.

La tarea es sencilla, pero fundamental para la vida de Andrew: su perro de servicio está entrenado para que cuando su nivel de azúcar en sangre baja o sube, el perro lo alerte varios minutos antes, evitando así enormes picos de azúcar en la sangre, lo que beneficia a la salud de Andrew.

Los estudiantes están emocionados de ver a Alpha en los pasillos. Es tanto el respeto y admiración que despierta este perro, que los estudiantes decidieron que debía ser incluido en el anuario de graduación.

Los perros de servicio son muy importantes, y Alpha ha sido un gran beneficio en la vida de este joven con diabetes tipo 1.