Un perro que enloquece ante el regreso de su dueña

La dueña de este perro, de raza Malamute de Alaska, quería probar qué tanto la había extrañado su bonita y amada mascota.

Es que muy pocas veces se había alejado de su perro, pero como durante la noche no había estado en su hogar, quería ver la reacción cuando llegara al hogar.

Tonka, como se llama este perro, tenía un día normal, como otros tantos, paseando por el amplio jardín de la casa, pero también aguardando impacientemente el regreso de su dueña.

Sabiendo esto, su dueña ingresó de forma sigilosa por la parte trasera de la casa, desde donde pudo ver a Tonka recorriendo el jardín. Y hasta pudo asustarlo en un momento, cuando Tonka oyó un ruido y salió corriendo por el susto.

Pero minutos después, su dueña lo llamó y apareció de imprevisto, generando una enorme alegría en Tonka, que comenzó a correr descontroladamente por todo el jardín, y hasta se arrojó a la pileta para refrescarse y festejar el regreso de su amada dueña.