11 gatos fueron abandonados en un callejón dentro de cajas selladas sin ventilación

Casos como este nos hacen preguntarnos cómo es posible que el ser humano sea tan cruel. En Stratford, Estados Unidos, once gatos fueron abandonados dentro de cajas de cartón completamente selladas, por lo cual los animalitos no tenían posibilidad de recibir oxígeno. Afortunadamente, los mininos recibieron la atención que necesitaban justo antes de que fuera demasiado tarde.

En alguna calle en Stratford, una mujer divisó varias cajas (en total unas cuatro) en un callejón. Si bien le pareció extraño, no prestó mucha atención al tema, sin embargo, cuando pasó cerca, escuchó unos maullidos, y fue cuando supo lo que contenían las cajas. La mujer alarmada llamó a un grupo de rescate animal, quienes rápidamente acudieron a la escena.

Las cajas estaban completamente selladas con cinta adhesiva, era como si hubieran embalado un paquete, y no se habían preocupado en abrir agujeros a las cajas para que los gatos respiraran. Como el callejón se hallaba cerca de una carretera muy transitada, los rescatistas decidieron esperar a llegar al centro veterinario para abrir las cajas, pues temían que los gatos corrieran asustados y se lastimaran.

Los once gatos fueron abandonados a pesar de que alguna vez recibieron mucho amor

Antes de trasladar las cajas con los gatos contenidos en ellas, abrieron unos pequeños agujeros en estas para que pudieran recibir oxígeno los felinos. Afortunadamente, el grupo de rescatistas llegó rápidamente a la clínica y procedieron a abrir las cajas una a una con un cuchillo de mantequilla para evitar lastimar a los gatitos.

En total había once gatos repartidos en las cuatro cajas, todos eran gatos jóvenes y había dos gatas adultas, aunque no lo suficiente para ser las madres de todos esos gatitos. Se cree que estos gatos fueron muy amados alguna vez, ya que eran cariñosos, amables y tranquilos. Aun así, la mayoría de ellos tenían bajo peso y estaban infestados de pulgas.

Lastimosamente, los once gatos fueron abandonados, y por lo visto, quien los abandonó tenía la intención de que fallecieran. Cualquier persona con sentido común sabe que los animales necesitan respirar para sobrevivir, y quien haya embalado esas cajas con los gatos adentro sabía perfectamente que no podrían recibir oxígeno de ese modo.

De cualquier manera, los gatitos fueron rescatados y ahora están sanos y salvos. Una vez estén en óptimas condiciones, serán puestos en adopción para que puedan encontrar un buen hogar y reciban todo el cariño y el amor que necesitan.