Abandonaron a una perra en un cañón y los héroes de Hope For Paws acudieron en su ayuda

Esta hermosa perra fue abandonada en una zona donde se practica senderismo, permaneciendo muchos días sin agua ni comida. Se desconocen los motivos para esta maldad provocada a una perra, pero sí se sabe que de no haber sido por Hope For Paws, hubiera muerto en pocos días.

Lamentablemente, estamos transitando una década en la que los perros de raza Pit Bull son culpados por varios hechos desafortunados de la vida cotidiana, habiendo ganado así una injusta mala fama.

Sin embargo, no es la única raza que fue puesta bajo la lupa. En la década de los 70 fueron los perros Doberman, en la década de los 80 fueron los perros Pastor Alemán y en los años 90 fueron los Rottweiler, quienes fueron acusados de ser violentos y peligrosos.

Ahora, les tocó el turno a los Pit Bull, lo que provocó que mucha gente comenzara a tenerles miedo y varias familias decidieran abandonar a sus mascotas.

Zelda fue abandonada en Whittier, California. Fueron varias las personas que intentaron ayudarla, sin éxito, hasta que llegó el equipo de Hope For Paws.

Cuando Hope For Paws encontró a Zelda, estaba al costado del camino y la atrajeron con deliciosos trozos de pollo, lo que ayudó a que pudieran colocarle la correa.

Cuando metieron a Zelda en el coche, se la notó aliviada. Una vez en el centro de rescate, esta cachorra meneó su cola por primera vez y agradeció a sus rescatistas.

Zelda fue colocada en un hogar de acogida y está esperando un hogar definitivo para poder vivir tranquila.