Aclaran el caso del perro encerrado tras una estrecha reja para que cuidara una pizzería

Las redes sociales son poderosas y tienen un alcance enorme, gracias a estas, las noticias llegan rápido a miles de personas, y como no todo lo que se hace viral es cierto, debemos ser cautelosos con la información que se comparte. En Perú, concretamente en Lima, en la localidad de Santa Anita, aparentemente se encontraba un perro encerrado tras una reja para cuidar una pizzería.

Quien le tomó la foto que más tarde recorrería el mundo, aseguró que estaba allí encerrado desde la noche anterior para que cuidara la pizzería. La historia se hizo viral rápidamente, y en la publicación de la mujer que compartió la foto del perrito señalaba que estaba encerrado en la Pizzería Raúl. Muchas personas comenzaron a desprestigiar el negocio sin saber la realidad.

Lo cierto es que el perrito no estaba atrapado allí, y ni siquiera estaba en el local de la pizzería, de hecho se encontraba en el local contiguo. Asimismo, la dueña del animalito aseguró que este recibía todos los cuidados necesarios, era alimentado y llevado al veterinario periódicamente, muy lejos de lo que afirmaban las redes sociales.

El perro encerrado tras una reja para cuidar una pizzería en realidad es libre

La dueña del perrito también señaló que al pequeño le gustaba estar allí, y que era libre de salir cuando lo deseara. Respaldando la historia de esta mujer, los vecinos de la localidad salieron en su defensa, y afirmaron que era cierto. En todo el asunto, la pizzería acusada del maltrato animal no tenía nada qué ver, solo tuvieron la mala suerte de estar al lado del local en donde a este perrito le gusta estar.

Aparentemente, este adorable can que causó tanto revuelo en las redes sociales se llama Bealy y fue adoptado de la calle. De acuerdo con los vecinos de la localidad, el perrito también tiene una amiguita con la cual juega por la zona. Este caso nos demuestra que no todo lo que se vuelve viral es cierto y que debemos indagar más cuando una persona de una red social es quien viraliza una ‘noticia’.

Lamentablemente, muchas personas tomaron por cierta la información de que la pizzería estaba obligando al perrito a quedarse allí para que cuidara el local. Esto ocasionó que el negocio perdiera clientes y se ganara una mala reputación. Había quienes incluso promovían el no visitar la pizzería, cuando realmente este negocio no estaba relacionado con el perrito y no existía ningún abuso de sus derechos. 

Cabe señalar que la mujer que hizo viral la falsa noticia, podría ser denunciada por difamación. Este video demostraría que Bealy efectivamente disfruta de estar en ese estrecho lugar, ya que a pesar de tener la reja abierta, él permanece allí.