Amistades improbables entre distintas especies de animales

Se nos ha enseñado que los animales son simples bestias sin inteligencia ni sentimientos, y que simplemente hacen caso a sus instintos. Sin embargo, en esta lista te darás cuenta de que no es así, sino que ellos también son capaces de tener sentimientos hacia las personas e incluso hacia animales de otras especies, formando así unas amistades muy extrañas que nunca te hubieras imaginado.

Estas son solo algunas de las amistades que sorprenden a los seres humanos porque son inesperadas.

Un elefante y la perra

La diferencia de tamaño entre Bowls, un majestuoso elefante y Bella, una perra Labrador, pareciera no ser de gran importancia a la hora de jugar, pues cuando este elefante fue rescatado de ser capturado por cazadores furtivos en África, fue llevado a una reserva de animales en Estados Unidos, donde conoció a Bella, la perra de uno de los cuidadores del zoológico. Inmediatamente surgió una extraña amistad.

El zorro y el perro

Esta es la extraña amistad que comparten estas dos muy distintas especies animales. Todo comenzó cuando un perro daba un paseo con su dueño por el bosque, cuando de la nada de entre unos arbustos salió un zorro. El dueño del perro pensó que se pelearían, pero extrañamente hicieron todo lo contrario: ellos empezaron a hablarse y a los pocos minutos comenzaron a jugar. Desde ese día, cada vez que este perro pasea por el bosque, su amigo el zorro lo espera para jugar.

Los tigres blancos y una chimpancé

Dos cachorros de tigre blanco fueron separados de su madre después de que esta muriera ahogada durante un fuerte huracán. Afortunadamente, los cachorros fueron rescatados a tiempo y fueron adoptados en una reserva de animales. Desde el momento en que llegaron al refugio, ellos han estado en muy buenas manos, ya que están bajo el cuidado de una chimpancé que mostró mucha curiosidad desde el principio, cuidando y protegiendo a los cachorros.

El zorro y el gato

Los pescadores al principio pensaron que el zorro estaba literalmente comiéndose a un pequeño gato, pero la sorpresa se la llevaron cuando después de varios minutos, el gato aún estaba con vida y jugaba con el otro animal. Al parecer, este gato doméstico prefirió la compañía de su inusual amigo a la de sus dueños humanos.

Estas historias de amistad entre animales distintos son algunas de las que verás en el siguiente video. Esto es lo que deberíamos aprender los seres humanos, a hacernos amigos de las personas sin fijarnos en las apariencias.