Amorosa mujer le enseña a cruzar un puente a su perro con miedo a las alturas

Lucky es un Golden Retriever de nueve años de edad, que está lleno de amor y es el centro de atención en la familia. Es por eso que esta familia no quería dejarlo solo en el hogar cuando decidieron tomarse unas vacaciones.

Recorriendo una zona con un bello paisaje y mucha vegetación, la familia llegó hasta el borde de un arroyo, el que debía cruzar a través de un puente colgante.

Pero había algo con lo que no contaban los integrantes de esta familia. A Lucky no le atraen en absoluto los puentes, y menos aún, cuando la superficie del mismo está hecha de zócalos de madera por los que se puede ver hacia abajo, provocando a veces una sensación de vértigo.

La joven que lo llevaba trató de convencerlo, pero Lucky se echó sobre el piso y no quería cruzar. Intentaron animarlo varias veces, pero Lucky hacía unos pequeños pasos y nuevamente se acostaba sobre el piso.

Y así fue que entre risas y arengas para que Lucky cruzara el puente, su dueña recurrió a la última opción: se arrodilló y empezó a caminar como si fuera un perro. Solo al ver esta actitud, Lucky se animó a cruzar el puente para llegar al otro extremo.