Angustiantes momentos donde una mujer lucha por revivir a un cachorrito que se estaba ahogando

En Binh Dai, Ben Tre Viernam, una mujer pescaba tranquilamente en un lago. Nunca se imaginó que encontraría a un cachorro ahogado ese día. Al hallarlo, hizo todo lo posible por reanimarlo, y no se quedaría tranquila hasta conseguirlo. El perrito, moribundo, no reaccionaba, y las esperanzas de que viviera se desvanecían poco a poco.

A pesar de que el perrito lucía prácticamente sin vida, esta mujer no se daría por vencida fácilmente. Tomó al cachorro entre sus manos y comenzó a darle toques por todo el cuerpo. Asimismo, lo tomó de sus patitas traseras y lo puso de cabeza para que el agua que se alojaba en sus pulmones pudiera salir.

También abrió la boca del perrito y movió su lengua para asegurarse de que el aire pudiera circular por sus vías respiratorias. El cachorro seguía inmóvil y no reaccionaba ante ninguno de los estímulos. Después de un rato repitiendo el proceso, el perrito comenzó a emitir sonidos. El cachorro estaba con vida, pero aún se encontraba muy mal.

Ella encontró a un cachorro ahogado e hizo lo que debía hacer

La mujer continuó haciendo todo lo posible por salvar al cachorro, y con ayuda de una botella, sopló para que el aire pudiera entrar más fácilmente por sus vías respiratorias. El perrito luchaba para aferrarse a la vida, y pronto comenzó a respirar profundamente. Al cabo de unos minutos, el cachorro intentó ponerse de pie.

La mujer envolvió al perrito para calentarlo, ya que seguía mojado. La expresión del pequeño lo decía todo: no podía creer que estuviera vivo. Sin duda, el cachorro pasó por una experiencia traumática, pero después de todo, tuvo una nueva oportunidad para vivir. Tras unos minutos más, el perrito ya podía caminar y respiraba perfectamente.

Tras todo lo que aconteció, el cachorro además de ganar una nueva oportunidad para vivir, encontró un hogar que estará dispuesto a brindarle todos los cuidados y el amor que necesita. La mujer que lo salvó asegura que ahora es un perrito muy sano y feliz. Gracias a su perseverancia y rápida acción, pudo salvar la vida de este pequeño cachorro.

Esta mujer hizo lo que muchos no podrían. Y es que en un principio, el cachorro no se movía en lo absoluto. Cualquiera hubiera pensado que ya no tenía salvación, pero ella no, e hizo todo lo posible por reanimarlo y así salvarle la vida.