Así se entrena un perro de asistencia para personas con convulsiones

Esta es la forma en que Colt, un perro de raza Weimaraner está capacitado para bloquear golpes en la cabeza durante un ataque convulsivo, debido a que sería muy peligroso que eso sucediera en pacientes con alguna enfermedad neurológica.

Hay que tener en cuenta que esta es solo una representación, por lo que no es una verdadera convulsión. Y por supuesto, la adiestradora no está golpeando su cabeza contra el suelo.

Colt es entrenado todos los días para ver cómo reacciona ante estos casos, en los que se pone como ejemplo a personas que sufren convulsiones todos los días. La idea es que un perro entrenado sea capaz de impedir que la persona que convulsiona se haga daño durante la crisis.

Lo más importante del video es que Colt nunca deja de intentar que su dueña no se golpee contra el suelo, haciendo cualquier cosa para colocar su cuerpo bajo su cabeza para que no se lastime en esos momentos.

La formación de estos perros nunca se detiene, pero se les considera plenamente capacitados como perros de asistencia después de poco más de un año y medio.