Ataque de ternura

Los gatitos pueden ser adorables, pequeños y hermosos, pero también pueden ser mini salvajes. Sí, detrás de esa apariencia frágil y angelical que puede tener un gatito de pocas semanas de vida, se puede encontrar un gran felino dispuesto a atacar en cualquier momento.

Bueno, tal vez sea un poco exagerado este concepto sobre los gatos, pero es que a ellos les encanta jugar, pero de una forma diferente a los perros. Por eso muchas veces no se logra entender si están jugando o atacando.

El dueño de este gatito está muy contento con su nueva mascota. Tanto es así que cuando vuelve del trabajo, está todo el tiempo jugando con su gatito.

Como todo animal de pocos días de vida, lo único que desea hacer es jugar. Así, aprovecha cuando su dueño está descansando para treparse a sus piernas, morderlo y clavarle las uñas.

Es posible que su dueño sienta algún dolor cuando siente las uñas de su gatito clavadas a sus piernas, pero la alegría y diversión de tener a un gato tan pequeño jugando con sus piernas no tiene precio.