Autoridades en varias regiones de China piden despedirse de sus animales para prevenir el Coronavirus

En las últimas semanas surgió una enfermedad que ha causado pánico y cientos de muertes en China. Hablamos del Coronavirus, una enfermedad que apareció de manera repentina en el país asiático sorprendiendo a la población.

Estos hechos llegaron a las noticias del resto del mundo, lo que provocó que cada país tuviera que desplegar medidas de seguridad para estar preparados ante posibles personas infectadas.

Mientras tanto, en China están trabajando sin parar. Tanto es así que tuvieron que construir a contrarreloj varios hospitales para que pudieran atender a los infectados y para que estuvieran aislados sin contagiar a otros pacientes.


© Foto: © AFP 2020 / Noel Celis

Asimismo, en China ya se está evaluando la posibilidad de que miles de animales sean sacrificados para evitar que sean un medio de contagio. Si bien todavía no se halló ningún animal con esta enfermedad, es una medida preventiva, según las autoridades.

Es por eso que en algunas regiones ya están instando a los ciudadanos a que dejen de adoptar o comprar mascotas, caso contrario, estarán expuestos a que sean sacrificadas.

Ante las constantes muertes que se está cobrando esta epidemia, los funcionarios de pueblos, aldeas y provincias ya comunicaron a los habitantes que lo más recomendable es que no lleven a ningún animal a sus hogares, ya que se teme que en algún momento empiecen a aparecer casos de animales infectados y la situación se vuelva más incontrolable en el país.

Un dato bastante cruel llegó proveniente de la aldea de Hebei, en la que los funcionarios instaron a los habitantes a que llevaran a sus mascotas a una veterinaria para sacrificarlos, ya que de lo contrario tendrían que encargarse ellos.


© Foto: Kevin Frayer / Getty Images

Pero aún lo más cruel fue la noticia que llegó de un portal de noticias de Australia, en la que se menciona que muchas personas de distintos lugares de China ya comenzaron a arrojar a sus mascotas a la basura o desde ventanas, cayendo desde varios metros de altura y muriendo en el acto.

También se indica que, si los animales tienen contacto con personas infectadas, tienen que ser apartados y puestos en cuarentena.

Como se ve, en China se están viviendo días muy alocados y crueles, ya que además de la muerte de personas, esta epidemia ya se está cobrando muchas vidas de animales, a pesar de que no hay evidencias de que puedan contraer el virus o infectar a los humanos.