Autorizan la caza de caballos salvajes por supuesta sobrepoblación. Utilizan helicópteros para cazarlos

Los caballos son animales majestuosos, y más aún si se encuentran en libertad corriendo a sus anchas. Por desgracia, en Estados Unidos, concretamente en algunos territorios de Utah, se está realizando una horrible práctica: Se persiguen a caballos salvajes en helicópteros para capturarlos e incluso asesinarlos por sobrepoblación.

Lamentablemente, el gobierno aprobó esta práctica, y se cree que desea acabar con unos 250 caballos solo en esa zona. De acuerdo con la Oficina de Administración de Tierras, los caballos están comenzando a ser una amenaza para el medio ambiente debido a su sobrepoblación. Sin embargo, la verdad podría ser muy distinta.

El activista Grace Kuhn asegura que la razón de esta cruel práctica no tiene nada qué ver con el medio ambiente. De acuerdo con Kuhn, en realidad esto no es más que una estrategia para cederle más territorio al ganado que, al igual que los caballos salvajes, comen pasto, pero a diferencia de estos, pueden generar ganancias económicas.

Persiguen a caballos salvajes en helicópteros: un acto cruel

Sin dudas, sea el motivo que sea por el cual están persiguiendo a los caballos salvajes, es cruel, injusto y egoísta. Los pobres caballos son aterrorizados por el estruendoso sonido de los helicópteros, muchos de ellos sufren terribles lesiones al escapar de la aeronave. Además de esto, durante la persecución, los potros se separan de sus madres y a los sementales de las yeguas y sus familias.

Todo esto genera una terrible tensión entre los machos, lo cual causa enfrentamientos que fácilmente podrían haberse evitado. Los caballos que son capturados y están heridos, son cruelmente sacrificados. Tal fue el caso de cuatro equinos heridos y con problemas de salud; uno quedó ciego, otro tenía problemas respiratorios, mientras que los otros dos estaban heridos en sus patas y hombros.

Los caballos sanos que logran capturar son confinados en espacios reducidos, privándolos por completo de su libertad para correr, cosa que necesita todo caballo para mantenerse saludable. Debido a esta terrible práctica, se ha comenzado una campaña y la recolecta de firmas para tratar de prohibir este horroroso acto que está acabando con la vida de cientos de caballos salvajes.

Los caballos tienen todo el derecho de ser libres y correr por los campos abiertos sin restricción alguna, y el hecho de que estén siendo perseguidos, lo que les causa terribles lesiones, es simplemente despreciable. Realmente esperamos que la campaña tenga éxito para que este holocausto termine. Encuentra más información sobre la campaña en este enlace.