Ballena salva a una mujer de ser atacada por tiburones

En el momento en que una ballena se acercó hacia esta mujer y no la dejó sola, se atemorizó, pero minutos más tarde se daría cuenta de que todo esto tuvo su explicación.

Supuestamente, esta ballena protegió a la buceadora de los tiburones, que se estaban acercando peligrosamente a ella.

Durante 28 años, Nan Hauser ha estado investigando y buceando con ballenas. Esta bióloga es presidente y directora del Centro de Investigación y Conservación de Cetáceos, un grupo que ha investigado todo, desde el estado de la población hasta las conductas de alimentación de estos animales.

Pero durante un viaje para ver ballenas en las Islas Cook, en el Pacífico Sur, en septiembre pasado, Hauser dice que tuvo un encuentro diferente a cualquier otro que había experimentado antes.

Una ballena jorobada, un mamífero marino capaz de pesar 40 toneladas, nadó hacia Hauser. Durante diez minutos, la empujó hacia adelante con la boca cerrada, la metió bajo la aleta pectoral e incluso la sacó del agua con la espalda.

En ese momento, Hauser estaba asustada por el encuentro e insegura sobre qué debía hacer y qué pretendía la ballena.

Las imágenes del punto de vista de Hauser muestran la persistencia con la que la ballena la empujó. Una segunda ballena también puede ser vista acechando justo detrás de la primera.

Ahora, después de ver las imágenes y reflexionar sobre toda la desgarradora experiencia, Hauser concluye que la ballena que la empujó probablemente exhibió un extraordinario ejemplo de altruismo, tratando de protegerla. Sea como haya sido, lo cierto es que fue un encuentro diferente entre una persona y una ballena.