Bianca, una perrita enferma de la calle que por fin consiguió un hogar para pasar sus últimos días

La vida de un perro callejero siempre es difícil, no tener una fuente de comida segura y un lugar cálido y seco donde dormir. Todos esos obstáculos logró sortearlos nuestra amiga Bianca durante siete años en los que estuvo recorriendo las calles de Atenas en Grecia.

Ella con su carisma y buena aptitud supo ganarse muchas amistades, que además de brindarle comida, le hicieron una casita de cartón para que no se mojara, pero ninguna persona se pudo hacer cargo a tiempo completo de su cuidado.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Una penosa enfermedad fue el comienzo de su salvación

Bianca ya estaba habituada a su rutina diaria, salir a dar su paseo y llegar a una piscina en donde se entretenía viendo pasar a las personas. Una vida sencilla para una perrita de la calle, hasta que un día empezó a tener problemas para mover sus patas traseras.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Ya no pudo moverse a su anchas y debía arrastrarse penosamente para poder conseguir algo de comida. Pero la salvación vendría de la mano de los rescatistas de SPAZ, fueron alertados por uno de los amigos de Bianca de su difícil situación y corrieron a su rescate.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Pudieron trasladarla a una clínica veterinaria en donde fue diagnosticada con mielopatía degenerativa, una enfermedad que iba a dejarla completamente paralizada. Por lo tanto, era urgente que Bianca saliera de las calles a un hogar en donde pudieran darle el cuidado que requería su situación.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

A pesar de su condición, Bianca no dejó de ser una perrita cariñosa y amable con sus cuidadores temporales. Uno de los rescatistas compartió sobre ella: “Confió en un montón de extraños a los que no había conocido jamás. Bianca actuó como si fuésemos sus humanos y nos conociera a todos”.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Pero para esta hermosa peluda no todo estaba perdido, sus rescatistas lograron contactar con una mujer de nombre Linda, ella con una experiencia comprobada en el cuidado de mascotas discapacitadas, era la mejor persona para hacerse cargo de Bianca.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Lograron conseguirle una silla de ruedas especial para perros y junto al amor, buena casa, comida y los cuidados de su nueva humana Linda, Bianca tendría asegurada una existencia plena de cariño y agradecimiento.


© Foto: YouTube / The Orphan Pet

Nunca es demasiado tarde para dar el apoyo a un ser desamparado que lo necesite. Todos los animales merecen estar en las mejores condiciones y Bianca tendrá el resto de sus días para disfrutar de una vida plena y feliz.