Bill aprende a usar sus botas protectoras

Hay muchas cosas en la vida que son confusas, como por qué la gente siente la necesidad de caminar lentamente cuando sabe que vienen otras personas detrás de ellos.

Pero estamos divagando, no se trata de nosotros, se trata de este pobre perro desafortunado. Este perro llamado Bill está teniendo un momento confuso de su vida y tiene que ver principalmente con las diminutas botas que lleva puestas.

Mientras que el propio Bill no puede entender por qué tiene que lucir este par incómodo de botas, su dueño nos indica que quería proteger los pies del perro para que no se quemen o peguen con espinas o vidrio durante una excursión.

Como resultado, el perro se ve obligado a caminar de un modo extraño y poco firme con el fin de hacer frente a los artilugios de confusión en sus pies. El paseo es muy divertido para todo el mundo. Todo el mundo, excepto Bill, mientras se acostumbra a sus botas protectoras por supuesto.