Bomberos salvan a dos perritas de un incendio

Cuando el equipo de bomberos de Abingdon fue llamado a atender un incendio en una casa, se sintieron aliviados al ver que parecía que no había quedado nadie atrapado en el interior.

Sin embargo, el alivio fue muy corto, ya que los vecinos de al lado alertaron al equipo de rescate acerca de dos perritas y un gato que quedaron atrapados, sin posibilidades de escapar de las llamas.

Una de las perras, Roxy, fue encontrada enterrada bajo una pila de muebles rotos, cubierta de escombros y aferrada a la vida. La cámara del casco del bombero Paul McNeely captó todo lo sucedido.

Inmediatamente, recogió a la perra y la llevó afuera, donde el resto del equipo ayudó a resucitarla con máscaras de oxígeno.

Gracias a los esfuerzos del departamento de bomberos, Roxy, junto con su hermana Daisy, fueron evacuadas de la casa y examinadas por un veterinario.

El gato, desafortunadamente, no sobrevivió. Pero Roxy y Daisy siguen recuperándose. Pocos días después de su rescate, PETA entregó a Abingdon Volunteer Fire & Rescue un premio, y el video muestra a los bomberos reunidos con las dos perritas.

Los bomberos se sienten bien cuando rescatan animales o gente. Y realmente, son grandes héroes de las personas así como de los animales.