Cachorrito callejero terriblemente invadido por la sarna obtiene una recuperación milagrosa

Con tan sólo tres meses de edad, Petri estaba viviendo un sufrimiento injusto y demasiado grande para él. Tuvo la mala fortuna de nacer en la calle, más precisamente en una montaña en las afueras de Atenas.

Nuca fue fácil la vida para él, ya que desde pequeño tuvo que luchar por conseguir alimentos y refugio. Pero lo que no esperaba era enfermarse como lo hizo. La sarna cubrió su piel y empeoró aún más su triste realidad.

Desconsolado y vagando por las calles, fue localizado por un voluntario de SPAZ, que al verlo en ese mal estado, lo llevó a la clínica del equipo de rescate para curarlo y poder ayudarlo en su problema de sarna.

Te emocionarás hasta las lágrimas al ver en qué triste estado de salud se encontraba Petri. En la clínica, hicieron un gran trabajo para curarlo, teniendo la precaución de que no mordiera a nadie. Los resultados fueron satisfactorios. Por primera vez en su vida, Petri comenzó a vivir bien.