Cachorrito permaneció atrapado dos días en una alcantarilla, hasta fue descubierto y la ayuda no tardó

Un pequeño cachorro pasó dos días atrapado en una alcantarilla, sin alimento, en un ambiente húmedo y frío. El cachorro rescatado de una alcantarilla recibió ayuda por parte de un grupo de rescate. Se encontraba asustado, débil, con frío y hambre. Por fortuna, la ayuda llegó a tiempo para salvarlo y así poder comenzar una nueva.

Un grupo de rescate recibió una llamada con urgencia para rescatar a un cachorro. Al llegar al lugar, se encontraron con un terreno húmedo y fangoso. Cuando lograron ver al perrito, este lucía notablemente asustado, estaba lleno de lodo y temblaba del frío. Los rescatistas tuvieron que remover troncos y lodo para poder rescatar al cachorro.

Con ayuda de una herramienta, lograron acercar al perro a la salida de la alcantarilla y finalmente, tomarlo con las manos. El cachorro estaba muy asustado, tenía frío y no comprendía que sucedía. Al cabo de un rato, trasladaron al pequeño a un lugar seguro en donde recibiría un agradable baño.

El cachorro rescatado de una alcantarilla se recupera con rapidez

De acuerdo con la llamada que recibió el grupo de rescate, aquél cachorro había estado atrapado durante dos días. Estaba completamente lleno de lodo, por lo cual necesitaba un buen baño. Y así lo hicieron sus rescatistas, le dieron un baño para remover todo el lodo para posteriormente secarlo y así pudiera estar bien a gusto.

El perrito se portó bastante bien durante el proceso, se dejó bañar sin mayor problema y tampoco se resistió al secado. Después de dejar al cachorro limpio y seco, le ofrecieron un gran plato lleno de comida. Así podría llenar su estómago y recuperar energías. El cachorro, feliz, se dispuso a comer el alimento que le ofrecieron.

Tras el baño y recibir alimento, el perrito ya lucía alegre, animado, y movía su colita con energía. Sin duda alguna, la labor de sus rescatistas es digna de admiración, pues gracias a ellos este cachorro tiene una nueva oportunidad de vivir. El pequeño se recuperó con relativa facilidad, y demostró tener una gran energía.

Pronto podrá ser adoptado por una familia que desee ofrecerle mucho amor y brindarle todos los cuidados necesarios. Este perrito indudablemente podrá llenar de alegría el hogar al que llegue, pues es dulce y adorable. 

Nadie sabe cómo el cachorro llegó a aquella alcantarilla, pero lo más seguro es que estuviera buscando refugio, y haya elegido el peor lugar.