Cachorrito se emociona tanto por la hora de la comida que pierde el equilibrio

Hay un viejo tópico acerca de los perros: comerán todo lo que les pongas delante, tengan o no hambre. Puede haber algo de verdad en ello, pero no todos los perros son máquinas de comer voraces. Algunos se contentan perfectamente con comer algo de su tazón cuando sienten el impulso y otros se detendrán cuando se sientan satisfechos, y no regresarán por unos segundos.

Pero ciertamente hay muchos perros que sí hacen pensar que es verdadera esa creencia. No importa cuán bien alimentados estén, será muy fácil imaginarlos devorando alimentos hasta que exploten. Parece que tienen hambre todo el tiempo.

Este cachorro estaba emocionado por desayunar. Olía la comida en el mostrador, así que trató de escalar los cajones para comer antes que nadie. Desafortunadamente, perdió el equilibrio y cayó hacia atrás antes de llegar a la cima.

Rápidamente, se acercaron los padres, ya que el cachorrito se golpeó al caer. Seguramente, cualquier persona quisiera abrazar a este adorable cachorrito después de haber hecho ese mal movimiento. Sin embargo, hay que educarlos para que no estén todo el día ansiosos y hambrientos.