Cambiándole la vida a una perrita abandonada que vivía vagando en las calles de Los Ángeles

Cuando Viva fue abandonada en las calles de Los Ángeles, California, se fue a vivir a los alrededores de un aeropuerto, refugiándose en los estacionamientos y en cualquier otro lugar que pudiera encontrar. Después de un tiempo, alguien vio a la perrita y supo que necesitaba ayuda, y llamó a Hope For Paws con la esperanza de que pudieran rescatarla.

Lisa Arturo y JoAnn Wiltz, rescatistas de Hope For Paws, fueron al aeropuerto a buscar a Viva, y eventualmente la encontraron acurrucada en la hierba, asustada de que alguien se le acercara.

Intentaron acercarse a ella lentamente para ganarse su confianza, pero la pobre perrita estaba demasiado asustada, y salía corriendo hacia el tráfico cada vez que sus rescatistas se acercaban a ella.

No queriendo que ella saliera herida, decidieron mantener su distancia y en su lugar pusieron una trampa, pero justo cuando Viva estaba a punto de entrar en la trampa, un peatón pasó y la asustó, y volvió a huir.

Desesperadas por ayudarla, las mujeres trataron de buscar otro lugar para tenderle una trampa, y mientras buscaban se encontraron con un estacionamiento llamado Wally's Parking. Los empleados dijeron que Viva a menudo se escondía en su estructura.

Los rescatistas decidieron poner una trampa allí y luego esconderse hasta que apareciera Viva.

Después de un tiempo, algunos de los empleados les dijeron que la trampa había funcionado. Después de cuatro días de buscarla y tratar de atraparla, Viva por fin estuvo a salvo.

Cuando la escanearon en busca de un microchip, encontraron un número de teléfono, pero cuando llamaron, les dijeron que su familia no la quería de vuelta.

La llevaron al veterinario para que la revisaran, y luego la transfirieron al cuidado de Foxy And The Hounds Rescue.

Viva está ahora con una familia de acogida, y desde entonces se ha transformado en la perrita más feliz y juguetona.