Campistas liberan a un oso en problemas

Un oso terminó con su cabeza atascada en un barril al tratar de conseguir algo de comida. Estaba tan atascado y en problemas que no saldría de allí sin ayuda humana.

Para su fortuna, cerca de allí se encontraba un grupo de amigos campistas, quienes al oír el pedido de ayuda del oso se acercaron rápidamente.

Cuando llegaron a donde se encontraba este oso, lo vieron inmovilizado, sin poder librarse de ese pesado barril que habían dejado allí cazadores furtivos.

Con cautela se acercaron, y después de idear el plan que seguirían para poder ayudarlo, llevaron a cabo varias maniobras sobre el barril, con las que finalmente tuvieron éxito.

Tan pronto como vieron que el oso estaba a punto de liberarse de ese barril de su cabeza, se alejaron cautelosamente para no ser atacados por el animal.

Finalmente, el oso se desesperó y comenzó a empujar hacia atrás, con fervientes deseos de liberarse del barril. Repentinamente salió su cabeza y de inmediato se fue corriendo hacia el interior del bosque. ¡Un gran trabajo de este equipo!