Celebran la fiesta de independencia acompañando a los perritos asustados con los fuegos artificiales

Para nadie es un secreto que nuestros amigos peluditos de cuatro patas tienen un sentido del oído muy agudo. El 4 de julio, en Estados Unidos, se celebra el día de la independencia, y por ello, los fuegos artificiales no pueden faltar. Por fortuna, hay quienes prefieren calmar a los perros de los refugios que la pirotecnia.

En Maricopa County Animal Care and Control (MCACC), se inició el programa ‘Calmar a los caninos’ que se lleva a cabo cada 4 de julio. Este programa tiene la finalidad de, precisamente, calmar a los perritos que pueden alterarse a causa de los fuegos artificiales empleados para la celebración de esta fecha patriótica.

Esta iniciativa se realizó también el año pasado, y asistieron más de 300 personas distribuidas en los dos centros del refugio en Phoenix, Arizona. Quienes participaron en el programa estaban alegres de poder ayudar a los perritos. Muchos les leían cuentos a los peluditos, mientras que otros preferían cantarles o simplemente darles golosinas.

Estas personas prefieren calmar a los perros de los refugios que celebrar el 4 de julio de manera convencional

El programa ‘Calmar a los caninos’ fue un gran éxito, tanto el año pasado como el actual. Los participantes estaban asombrados al ver cómo los perritos se enfocaban en la atención que estaban recibiendo e ignoraban por completo el sonido de los fuegos artificiales. Los animalitos pueden sentir mucha ansiedad a causa de los juegos pirotécnicos.

A diferencia de nosotros, ellos no comprenden que están a salvo y que nada malo les va a pasar, sino que sienten que están en un peligro constante y por ello intentan ocultarse. De hecho, en Estados Unidos, el 4 de julio es la fecha en que más perritos se pierden, pues muchos corren hacia las montañas en busca de algo de paz y tranquilidad.

Por fortuna, el programa ‘Calmar a los caninos’ puede ser un gran ejemplo para otros refugios y santuarios para que así puedan calmar a las mascotas que albergan. Cabe señalar que quienes tengan mascotas también deben hacer lo posible por tranquilizarlas y hacerles saber que todo está bien.

Aunque los fuegos artificiales pueden ser un gran entretenimiento para el ser humano, los animalitos sufren mucho a causa de esto. Y es que tanto los perros como los gatos tienen los oídos mucho más sensibles que nosotros, por ello, debemos ponernos en su lugar y protegerlos.