Ciclista encontró a un perrito atropellado, lo llevó cargado en la espalda y le cambió la vida

A veces, en los momentos más inesperados pueden suceder eventos importantes y trascendentes en nuestras vidas. Así le sucedió a Jarrett Little, quien nunca imaginó salvar a un perro durante uno de sus habituales paseos en bicicleta. A continuación podrás conocer la historia de Columbo, un perrito que fue atropellado.

Jarrett Little es un joven ciclista apasionado que habitualmente realiza paseos en su bicicleta en compañía de sus amigos o en soledad. Un buen día, hizo lo propio dentro de un bosque, pero nunca pensó en encontrarse con un perrito herido e indefenso. Durante el trayecto, en un punto del camino se encontraron con un perro que parecía haber sido atropellado.

Además, el can lucía cansado, sediento y hambriento. Jarrett de inmediato supo que debían ayudarlo, por lo que se dispuso a ofrecerle alimento y agua. El perrito comió y bebió hasta satisfacer sus necesidades, pero además del notable cansancio y grado de desnutrición del animalito, este presentaba rasguños y tenía una pata rota.

El perrito que fue atropellado pronto tendría una vida feliz

Tanto Jarrett como sus amigos sabían que el can necesitaba ayuda veterinaria, sin embargo, no sabían cómo podrían trasladarlo hasta la ciudad. Finalmente, a Jarrett se le ocurrió que podría cargar al perrito en su espalda mientras manejaba su bicicleta, y así lo hizo. De este modo pudieron llegar a la ciudad, en donde se encontraron con una mujer llamada Andrea Shaw.

Andrea, al ver al perrito, de inmediato se enamoró de él. Jarrett le contó a Andrea cómo lo había conseguido, y cuando supo su historia, supo que debía ayudarlo. La mujer se llevó al perrito a un centro veterinario para que pudiera recibir la atención médica necesaria y lo bautizó como Columbo.

Andrea se ocupó de todos los gastos médicos de Columbo, y una vez estuvo listo para irse a casa, lo llevo consigo a su establo de caballos. Allí, Columbo se fue recuperando poco a poco hasta que finalmente pudo caminar, correr y saltar con total normalidad. Asimismo, pudo hacer nuevos amigos, entre ellos los caballos y dos perros más; Pluto y Levi.

Gracias a Jarrett, Columbo tuvo la oportunidad de conocer a Andrea, y gracias a ella, él ahora tiene un hermoso hogar en el que podrá ser muy feliz junto a sus nuevos amigos. Por fortuna, este perrito se recuperó por completo y ahora es un can lleno de energía y alegría.