Cientos de gatos extraviados tratan de sobrevivir en la isla La Palma tras erupción del volcán

Vivir cerca de un volcán significa tener que estar preparado para una erupción en cualquier momento. Si bien hoy en día hay tecnología más avanzada que podría detectar una posible erupción meses antes, también es cierto que pueden generarse erupciones espontáneas sin nada qué hacer, más que huir.

En La Palma, una isla española, se está llegando a un récord bastante triste, ya que el volcán Cumbre Vieja llegó a los tres meses en erupción, con todas las consecuencias nefastas que esto significa. Ya son varios los medios españoles que sobrevolaron la zona usando drones para mostrar el desastre ecológico, con campos llenos de ceniza y lava.

Como es de suponer, esto provocó un éxodo masivo de personas hacia otras ciudades de España, con el objetivo más claro de continuar sus vidas sin tener que lidiar con el volcán.


© Foto: AP / Emilio Morenatti

Pero a veces, estas familias no pueden llevar todo consigo, momentos en los cuales deben tomar decisiones. Muchas de estas decisiones son crueles, ya que deben dejar a sus gatos abandonados, en un escenario donde el volcán es imparable y hace erupciones continuamente.

Tan alto ha sido el grado de abandono de mascotas, principalmente gatos, que el periodista Emilio Morenatti retrató cómo se reunían varios gatos abandonados o perdidos en una calle tapada de cenizas. Estos gatos tenían familias y vivían tranquilos, pero el volcán terminó con todo ese amor que solían recibir de sus dueños, quedándose solos y desamparados.

Asimismo, es tanto lo que necesitan los palmeros para ser ayudados, que varias asociaciones de animales y propios residentes de Gran Canaria están ayudando a lograr reencuentros entre los gatos y sus dueños.


© Foto: AP / Emilio Morenatti

Estos gatos quedaron abandonados, rodeados de zonas en donde abundan las cenizas y escasea la comida, por lo que la fotografía captada por Morenatti le dio aún más visibilidad a la problemática.

La isla española de La Palma se ha extendido 43 hectáreas hacia el mar desde que el volcán Cumbre Vieja entró en erupción hace más de dos meses, lo que nos da una idea más amplia acerca de la gravedad y voracidad de esta erupción.


© Foto: The Associated Press

El volcán Cumbre Vieja ha arrasado, hasta ahora, con más de 3.000 viviendas y ha obligado a miles de personas a abandonar sus hogares de manera imprevista. 

La erupción ha tenido altibajos desde que comenzó y los expertos españoles dijeron inicialmente que podría durar hasta tres meses, por lo que es indispensable ayudar a los palmeros a recuperar sus mascotas y a rescatar a aquellas que quedaron atrapadas por la lava.