Cinco casos de humanos que fueron criados por animales

Por situaciones de la vida, existen personas que fueron criadas por distintos tipos de animales, y por lo tanto, tuvieron que lidiar con una sociedad que les dio la espalda y no aceptaba su forma de ser.

Aquí mencionaremos cinco historias de personas que fueron criadas por animales, algo que aunque parezca irreal, es algo que sucedió y que nos deja sorprendidos por el nivel de influencia que ejercieron indirectamente los animales sobre la crianza de los seres humanos.

Marina Chapman

La niña sufrió un secuestro a los 5 años, aunque más tarde sus secuestradores la dejaron abandonada en la selva, motivo por el cual su vida transcurrió acompañando a una comunidad de monos capuchinos, con los que pudo aprender a subsistir trepando árboles altos para tomar frutas y poder alimentarse. Años más tarde, ya había olvidado cómo hablar como un ser humano y todos sus comportamientos eran los de un mono. Además, fue esclavizada por unos cazadores que la encontraron en la jungla. Finalmente, un hombre la rescató y la trasladó a Bogotá, en donde una familia se interesó en ella y decidió adoptarla.

El niño gallina

A partir de su nacimiento, la vida de este niño fue difícil. Sus padres notaron que no era normal, motivo por el cual tomaron la decisión de encerrarlo en una caseta de gallinas con el fin de que los vecinos no se rieran de ellos. Al cumplir los 8 años de edad, consiguió escapar del gallinero y se dirigió hacia una autopista, en donde se lo pudo ver corriendo de manera muy rara, lanzando gritos e imitando los movimientos de las gallinas. Debido a su comportamiento agresivo, lo tuvieron amarrado a una cama por 20 años, y recién ahora se está recuperando.

Oxana Malaya

Famosa en internet por ser la chica perro, a Malaya la abandonaron cuando apenas tenía tres años. Al ser expulsada de su casa por unos padres despiadados y con problemas de adicciones, a Malaya no le quedó más alternativa que seguir sus instintos naturales para sobrevivir, alojándose en un refugio donde vivían varios perros. En ese lugar solía alimentarse de las sobras que dejaban los perros, por lo que en poco tiempo fue adquiriendo las costumbres y comportamientos de estos animales. Actualmente tiene 35 años y se encuentra haciendo un tratamiento prolongado en un centro de salud mental. No emite palabra y todavía se comporta como un perro.

John Ssebunya

Originario de Uganda, se hizo famoso por criarse con monos. Escapó de su casa cuando tenía solo dos años, luego de ver cómo mataban a su madre. Después de salvar su vida, comenzó a vivir con una familia de monos, con los que aprendió los secretos de la vida en la jungla. Cuando rescataron a John, no era capaz de caminar como una persona y tampoco le gustaba la comida cocinada. Desde aquel momento, se niega a adaptarse al funcionamiento de la sociedad, si bien fueron capaces de enseñarle a comunicarse verbalmente y a cantar.

Marcos Rodríguez Pantoja

Marcos vivió en la completa soledad de los 7 a los 19 años. Luego de una vida triste y de maltratos, fue adquirido por un soldado local, quien lo regaló a un cabrero. Lamentablemente, en poco tiempo el cabrero murió, por lo que Marcos quedó solo una vez más. A lo largo de los posteriores 12 años, este hombre estuvo alejado del contacto con la civilización, pasando todos sus días acompañado de lobos. Si bien la policía lo encontró y rescató, a día de hoy Marcos todavía se siente un lobo y tienen problemas para adaptarse.