Cinco niñas venden dibujos para alimentar a perros callejeros

Por desgracia, llegamos al siglo 21 y todavía nos encontramos con millones de animales abandonados en las calles de todo el mundo, quedando a la deriva y sufriendo las inclemencias del clima.

Sin embargo, también hay que reconocer que aún quedan muchas almas generosas en cada municipio y ciudad del mundo, por lo que siempre aparece alguna persona con ganas de ayudar a estos animales.

Un ejemplo de almas caritativas está representado por cinco niñas argentinas que tomaron la decisión de hacer algo bueno por los perros y gatos que viven en la calle. Tal dimensión tomó esta iniciativa que se viralizó en varias redes sociales.

Mientras muchas personas adultas perdieron el rumbo y han endurecido sus corazones, hay niños que son un ejemplo a imitar, ya que indican el camino correcto que hay que seguir.

Todo comenzó cuando a Brisa, Martina, Victoria, Lourdes y Kiara, que tienen entre 7 y 10 años, les surgió la idea de ayudar a los gatos y perros que viven en las calles de Tapalqué, en la provincia de Buenos Aires, donde ellas residen.

Teniendo en cuenta cómo sufren los animales cuando no tienen hogar, comida y amor, decidieron montar una tienda improvisada en una calle, en donde ofrecieron a los transeúntes sus dibujos, hechos por ellas mismas.

El plan era muy claro: con lo que recaudarían de la venta de sus dibujos, comprarían alimento para poder alimentar a los animales que se encontraban en gran cantidad todos los días en las calles de Tapalqué.

Para esto, se reunieron durante varios días después de asistir a la escuela para hacer muchos dibujos, los que días más tarde fueron colgados en una persiana para exhibirlos a los vecinos que transitaban por el lugar.

Al principio, los padres de las niñas no sabían por qué sus hijas dibujaban tanto, hasta que les preguntaron y se sintieron orgullosos de ellas, al saber que usarían ese dinero para ayudar a los animales callejeros.

Sin lugar a dudas, esta fue una idea brillante, propio de corazones generosos. Una iniciativa que no pasó desapercibida y que cosechó mucha popularidad en las redes sociales.

Estas niñas ya son grandes seres humanos, y cuando lleguen a adultas seguramente seguirán ayudando a los animales y propagando causas nobles con sus buenos gestos.