Como bañar a un perro sin que se asuste

Cualquiera que tiene un perrito como mascota sabe perfectamente que la hora del baño puede llegar a ser un verdadero caos. Pero esto no tiene por qué ser así todo el tiempo. A continuación te daremos algunos consejos para  que aprendas cómo bañar a un perro fácilmente.

Consejos para aprender cómo bañar a un perro fácilmente

Para que te resulte más sencillo bañar a tu perrito, es importante que lo vayas acostumbrando a la zona en la que lo bañarás. Debes asociar experiencias buenas con el lugar del baño para que tu mascota se sienta a gusto a la hora de asearlo. De este modo, evitarás que se coloque nervioso y sólo quiera huir de la escena.

Una vez que tu perrito ya esté familiarizado con el baño, puedes poner en práctica los siguientes pasos:

Preparar el baño

Lo primero que debes hacer es preparar el área en donde bañarás a tu mascota. Ten a la mano, al menos, tres toallas. Una será la que utilizarás para secar a tu perrito, otra para colocar en el fondo de la bañera o ducha para que nuestro can no resbale, y otra para taparnos cuando este se sacuda.

También es importante que tengas un champú especial para perros y que sea suave. Si tu perrito tiene alergias, procura usar un champú especial para estos casos. Asimismo, debes tener golosinas para darte a tu can y así premiarlo cuando lo estés bañando. Una vez tengas todo preparado, será momento de bañarlo.

Cómo bañar al perro

  • - Coloca la toalla en el fondo de la bañera o ducha y mójala.
  • - Ahora deberás tomar a tu perro y colocarlo sobre la toalla. A penas realices esto, tienes que premiarlo para que asocie el proceso con una buena experiencia.
  • - Comienza mojando las patitas de tu perro y luego el resto del cuerpo. Por ahora, la cabeza no la mojes.
  • - Aplica el champú, y de ser necesario, hazlo dos veces.
  • - Aclara bien el pelaje de tu perro para que no queden rastros de champú.
  • - Finalmente, moja la cabeza de tu mascota con cuidado de que el agua no entre a sus orejas. Aplica champú y aclara bien.

El final

Una vez termines de bañar a tu perrito, trata de escurrir bien su pelaje. Luego debes secarlo lo más que puedas con una toalla. Por último, juega con tu mascota, sácala a pasear o cualquier otra actividad para que se ejercite, ya que el baño pone muy nerviosos a los perros.

Si deseas saber más sobre cómo bañar a un perro fácilmente y ver el proceso, mira el siguiente vídeo.