Conocido rescatista entra a una casa para salvar a 5 perros maltratados por su dueño

El maltrato animal expone lo peor que puede hacerle un ser humano a animales indefensos que sufren de manera cruel el abandono, violencia y la falta de amor. Esto es lo que algunas personas que no están capacitadas para tenerlos les hacen a perros que no tienen más opción que soportar estas injusticias o escapar hacia las calles.

Afortunadamente, estos casos de maltrato animal están cada vez más condenados socialmente y expuestos gracias a las redes sociales, que son un disparador para debatir sobre los distintos maltratos que reciben los animales.

En Tijuana, México, surgió hace poco una persona que se dedica a asistir en casos donde hay injusticias y maltratos. En esta oportunidad, Iván Riebeling recibió el llamado de una mujer pidiéndole ayuda. En cuestión, la mujer le contó a Riebeling que en su vecindario vivía un hombre de mala vida que maltrataba constantemente a sus 12 perros.

El relato se hizo aún más triste cuando manifestó que de los 12 perros que tenía este hombre, quedaban varios menos, ya que muchos se habían ido muriendo por falta de comida, falta de cuidados y otros maltratos.

Riebeling llegó al vecindario junto a su equipo y se reunió con la mujer que lo había llamado. Después de una breve charla, se dirigieron a la casa del hombre de los 12 perros.

El equipo ingresó a la vivienda y apenas entraron observaron que las condiciones no eran las mejores. Había muchos perros, ninguno en un estado óptimo. Algunos estaban flacos, otros encerrados en el patio y otros con cara de tristeza.

Riebeling fue inspeccionando a uno por uno y llegó a la conclusión de que no podían seguir viviendo en ese lugar. Le preguntó al dueño de casa por un perro blanco que hasta hacía pocos días vivía allí. Ante lo cual el hombre le respondió que había muerto.

Ante este panorama desalentador y viendo que si seguían viviendo allí terminarían todos muertos, Riebeling decidió comenzar a cargar a los perros, unos 5 en total, en la camioneta.

Mientras los iban trasladando a la camioneta, vieron que estaban flacos y llenos de garrapatas en las orejas. Tal vez este hombre no haya tenido la mala intención de tenerlos en esas condiciones, pero estos perros no merecían vivir de esa forma.

Después de todo, ¿qué necesidad hay de tener tantos perros si no se los puede alimentar ni cuidar adecuadamente? La mujer que hizo la denuncia se quedó a cargo de los perros, y se comprometió a buscarles un hogar y darles una mejor vida.