De su propia medicina: Juez castiga a maltratadores de animales con lo mismo que ellos les hicieron

Muchos animalitos sufren el abandono y la crueldad de personas inhumanas e insensibles sin amor por la vida. Afortunadamente, hay más personas que se preocupan por hacer valer los derechos de los animales, tal como el juez de Painesville, Michael A. Cicconetti. Este juez crea inusuales pero creativos castigos para los abusadores de animales.

Michael Cicconetti desde pequeño ha sentido gran amor por los animales, y ahora con su profesión hace lo posible por defenderlos. Desde siempre, él ha velado por los derechos de los animales, pero se dio cuenta que con las sentencias estándar, los criminales incidían una y otra vez. Fue entonces que decidió darle un toque personal a sus sentencias, siempre dentro del marco legal.

Para crear y aumentar la conciencia de las personas, el juez Michael ideó castigos que permitieran a los criminales ponerse en la piel de los animales que abusaron. Por supuesto, los derechos de estas personas no son violados ni mucho menos, pero sí cumplen su castigo por maltrato y abuso animal.

Los inusuales y creativos castigos para los abusadores de animales del juez Michael

Una mujer que pensó que saldría impune tras dejar en estado de abandono a su perro, fue sentenciada por el juez Michael. La mascota de esta mujer fue hallada en una casa abandonada y en las condiciones más deplorables. El pobre animal vivía en la inmundicia y tenía un grave estado de inanición. Debido a este crimen, el juez Michael decidió darle una cucharada de su propio jarabe a esta abusadora de animales.

Fue así que la sentenció a pasar 8 horas sentada en un vertedero de basura local. Le dijo a la mujer que mientras se encontraba entre la basura y la podredumbre, debía reflexionar sobre lo que le había hecho a su mascota. Claramente, la mujer no estaba para nada contenta con su sentencia, pero así tendría una pequeña idea de lo que vivió su mascota.

Otra mujer también tuvo que pasar algo similar a lo que le hizo vivir a 35 gatitos. Esta los había dejado abandonados en un bosque de la localidad, por lo cual fue sentenciada a algo parecido. El juez señaló que su sentencia consistía en pasar una noche en el bosque sola, además de pagar sus multas y cumplir con un periodo de encarcelamiento.

Sin duda alguna, este juez hace algo increíble y admirable, además de que puede representar un gran paso para la disminución de los abusos y el maltrato animal.