Dormir con mascotas: ¿es bueno o malo?

Todos alguna vez hemos dormido con nuestra mascota, y muy probablemente de pequeños nuestros padres nos decían que no dejáramos que el perro o el gato se montaran en la cama por las enfermedades que podían transmitirnos. Entonces ¿Dormir con mascotas es bueno o malo? A continuación podrás descubrirlo.

Si duermes con tu mascota o lo has hecho en algún punto de tu vida, sabrás lo reconfortante que puede resultar. Y es que nuestros amigos peluditos pueden darnos calor, hacernos sentir acompañados y hasta más seguros. Si tanto bienestar nos proporciona ¿Es realmente malo dormir con nuestro perro o gato?

Pues bien, de acuerdo a diversos estudios realizados, dormir con nuestras mascotas puede ser beneficioso e incluso terapéutico. Quienes dormían con sus mascotas aseguraban dormir mucho mejor y sentirse seguros. Además, el estudio demostró que de este modo la mente se relaja y es más fácil conciliar un sueño profundo.

Dormir con mascotas puede ser muy beneficioso

Asimismo, las personas que sufrían de insomnio y comenzaban a dormir con sus mascotas lograban conciliar el sueño rápidamente y podían dormir mejor. Y aquellas personas que por algún motivo dejaron de dormir con sus amigos peluditos, volvían a presentar insomnio. Por lo tanto, si te cuesta conciliar el sueño, una buena forma de superar este problema podría ser durmiendo con tu perrito o gatito.

Y es que es indudable que descansar junto a nuestra mascota puede ser muy agradable, ya que nos brindan compañía, calorcito, y nos hacen sentir seguros. Además, para nuestra mascota también es beneficioso, ya que ellos también se sienten seguros y adoran estar cerca de nosotros. Esto significa que, en efecto, dormir con nuestra mascota es bueno, y no malo como nuestros padres nos querían  hacer pensar.

Cabe señalar que, para evitar que nos transmitan las enfermedades que tanto temían nuestros padres que nos contagiaran, hay que mantener a nuestra mascota limpia. Es decir, si vas a permitir que tu perro o gato duerma contigo, procura mantenerlo limpio, especialmente sus patitas. Para ello, cepilla con cierta frecuencia su pelaje, y al llegar de dar un paseo, puedes limpiar sus patitas.

Y por supuesto, no olvides colocarle todas las vacunas a tu mascota y mantenerla sana y saludable. De este modo no tiene por qué existir una razón para que te transmita alguna enfermedad. Así que si te gusta dormir con tu mascota, puedes continuar haciéndolo con toda tranquilidad, pues podrás recibir muchos beneficios.