Dos improbables mejores amigos: un elefante y un perro

La relación de Bubbles, el elefante, y Bella, el labrador, surgió por su amor en común por el agua. Sus juegos en el agua han creado un fuerte vínculo entre ellos. 
 
Bubbles fue adoptado por el Myrtle Beach Safari en 1983, en donde a medida que crecía, también lo hacía su amor por nadar. Bella fue abandonada desde cachorrita por sus dueños. Hoy son amigos inseparables.
 
La familia de Bubbles fue asesinada en 1981 por cazadores furtivos. Afortunadamente ella sobrevivió a la masacre. Hoy, decenas de miles de elefantes, están siendo cazados ilegalmente por su marfil. Tú puedes ayudar no comprando productos hechos de marfil. 
 
¿Qué opinas de esta conmovedora historia?