Dos perritos callejeros son adoptados por el dueño de un restaurante y ahora son su gran atracción

Es de gran tristeza saber que perros callejeros existen en todos los países del mundo, por lo que México no puede quedar fuera de esta realidad. Tanto que las organizaciones de rescate animal muchas veces se ven sobrepasadas por la gran cantidad de animales que se encuentran en las calles.

Sin embargo, es de gran ayuda el aporte que pueden hacer las personas particulares, las que sin ningún tipo de interés ayudan a miles de perros callejeros. Algunos les dan alimento, mientras que otros directamente los adoptan, como hizo el dueño de un restaurante de Toluca llamado "Rancheros del Sur". 


© Foto: Instagram / Rancheros del Sur

El dueño de este establecimiento no puso ningún reparo en adoptar a dos perros a los que llamaron Adobada y Costilla, luego de que sus empleados los encontraran en las calles de Toluca.

Como era de suponer, la historia se viralizó en las redes sociales, además de que atrajo gran público al restaurante con ganas de conocer a estos dos perritos que vivían en la calle y ahora estaban participando de las jornadas laborales del establecimiento.


© Foto: Instagram / Rancheros del Sur 

Cuando los comensales llegan al restaurante son recibidos de forma muy amigable por estos dos perros, lo que origina que durante todo el día exista un clima muy distendido y relajado en el lugar.

Las fotos de ambos perros causaron comentarios de agradecimiento de miles de personas que vieron que se encuentran en muy estado de salud y lucen felices gracias a su nueva vida.


© Foto: Instagram / Rancheros del Sur

Del mismo modo, suelen jugar con los niños que se acercan para abrazarlos y recibir caricias. Algo que seguramente estaban deseando Costilla y Adobada hace tres años, cuando todavía vivían en las calles y no tenían el amor que ahora tienen.

Incorporar un perro, ya sea a un trabajo con atención al público como a un tratamiento médico u otros casos, suele ser algo muy recomendado, ya que según diversos estudios son capaces de nivelar el estrés del ser humano y de aportar energía positiva al ambiente.


© Foto: Instagram / Rancheros del Sur

Por último, es una muestra de que con muy poco se puede cambiar de forma radical la vida de un perro callejero. Solo es necesario un corazón con ganas de ayudar.