Dos perros fueron arrojados a un pozo de alquitrán, se desconocen los responsables

En Antofagasta, Chile, un grupo de jóvenes se encontraron con una terrible escena. Dos perros habían sido arrojados a un pozo de alquitrán, sin posibilidad de salir, hundiéndose, y a punto de morir. Además, encontraron en otro pozo unos cinco perros muertos. 
 
Aunque con dificultad, los dos cachorros lograron ser sacados por los rescatistas, e inmediatamente fueron llevados a un centro veterinario, donde los limpiaron, alimentaron, y les aplicaron los tratamientos necesarios para recuperar especialmente su sistema digestivo y los ojos, los cuales se vieron bastante afectados por el alquitrán. 
Aún se desconocen los responsables del hecho, pero como dice en su entrevista uno de los rescatistas, Luis Marín, las empresas que irresponsablemente botan estos desperdicios de hidrocarburos en sitios no permitidos y a la intemperie, deben también asumir su parte de responsabilidad con el medio ambiente y los animales.