Dramático rescate de una perrita desaparecida con su amigo luego de un robo en el hogar

Semanas después de que los perros de Jackie Perdue desaparecieran, por fin pudieron encontrar a uno de ellos en un cañón de Mira Mesa.

Todo ocurrió cuando unos ladrones irrumpieron en la casa de Jackie, en Mira Mesa, dejando las puertas abiertas de par en par al escapar frenéticamente.

Cuando Perdue y su novio entraron a su casa, advirtieron que sus perros habían desaparecido. Coco, un Husky Siberiano, no fue visto desde entonces. Pero Zoey, una mezcla de Pit Bull y Labrador, fue vista por Jack Mcinerney en un cañón cercano.

Hace cuatro años, Mcinerney colocó cámaras en el cañón para observar la vida silvestre. Nunca pensó que gracias a estas cámaras encontraría a una perra perdida que lo único que necesitaba era ayuda.

Jack decidió ir al cañón después de ver a la perra y trató de acercarse a ella, pero estaba muy asustada y arrastrándose.

Zoey era una perra sana antes de desaparecer. Pero después de su desaparición, quedó herida, demacrada y con sus patas inutilizables.

Sintiendo lástima por Zoey, Mcinerney decidió armarle un refugio y dejarle comida y agua. Mcinerney mostró el video a alguien que reconoció a Zoey como la perra desaparecida de Mira Mesa y alertó a Jackie.

Zoey tuvo que ser rescatada del cañón con la ayuda del equipo de San Diego Humane Society's Animal Rescue Reserve. Una vez rescatada, Zoey fue llevada al veterinario, donde se confirmó que sufría de una fractura de espalda y no tenía sensibilidad en las patas traseras.

Mientras Jackie está contenta por tener a Zoey de vuelta, todavía falta una pieza en el rompecabezas, ya que no encontraron a Coco, aunque no pierden las esperanzas de encontrarlo.