El antes y el después de perritos que tuvieron dramáticas recuperaciones

Aunque a veces parezca lo contrario, nunca es tarde para salvar a un perrito que se encuentra en problemas, tanto por mala salud o mala vida en general. Estos perros a continuación, a pesar de haber estado cerca de la muerte, fueron rescatados por personas que sabían que todavía había esperanza de recuperación.

Chester

Triste, enfermo y con hambre, este pequeño perrito deambulaba por las calles. No se sabe qué persona con tan crueles sentimientos se atrevió a abandonarlo en ese estado.

Su piel no resistía más, estaba cubierta de sarna y los parásitos invadían su pequeño cuerpo. Tanto que apenas podía moverse, pues la desnutrición lo estaba matando.

Un día, increíblemente su vida cambió, gracias a una persona de gran corazón, quien al verlo en aquel estado decidió adoptarlo y llenarlo de amor.

Chester fue atendido por un veterinario y se recuperó. Hoy tiene una familia que lo adora y lo protege.

Sidney

Deambulaba muy enferma por las calles y la gente la rechazaba. Seguramente, cada día que pasaba esta pequeña perdía las esperanzas de que alguien se apiadara de ella y le brindara su ayuda. Sin embargo, finalmente eso cambió. Su rescatista hizo hasta lo imposible por hacerla sentir segura y curar todas sus heridas. Hoy, la vida de Sidney ha cambiado por completo.

Kenzi

Desde pequeña fue vista como una máquina reproductora de cachorros. Encerrada en un lugar extremadamente pequeño y lleno de sus propios desechos, jamás recibió amor. Recibía golpes todos los días. Pero Kenzi ya no pudo seguir creando, y sin ningún remordimiento fue echada a la calle. Fue encontrada tirada casi inconsciente y llorando desconsolada. Su rescatista la llevó al veterinario para que fuera atendida, y a pesar de que muchos pensaban que ya no sobreviviría, Kenzi luchó y logró seguir con vida.

Soldado

Fue abandonado por un dueño irresponsable y sin sentimientos. Cuando lo encontraron, su pelo estaba tan enredado que la piel alrededor de sus ojos empezaba a despegarse. Además, tenía la pata delantera enredada a una de sus orejas.

Afortunadamente fue recogido por un guardián de perros que se dio a la tarea de buscar a un veterinario que lo ayudara a salvarlo.

Lo anestesiaron para poder cortarle el pelo y curar sus terribles heridas. Luego de un largo tratamiento de recuperación, hoy este hermoso animalito lleva una vida llena de felicidad y amor.

Chance

Las moscas volaban sobre su débil cuerpo. No podía ni moverse. Estaba cansado y triste, ya que una persona sin sentimientos lo dejó en la calle y olvidó por completo que Chance alguna vez fue su mejor amigo.

Sin embargo, una mujer de gran corazón pasó horas y horas intentando ganar su confianza hasta que por fin lo logró. Chance al fin dejó que alguien se le acercara para poder ayudarlo.

Lo puso en manos de los expertos y entre todos hicieron hasta lo imposible para salvar la vida de este perrito. Los cuidados, la paciencia y el amor de su ángel guardián le dieron una segunda oportunidad.

Lili

Esta es una perrita Pitbull que por mucho tiempo fue usada para peleas clandestinas y para dar crías. Cuando dejó de ser útil para sus dueños, estos desalmados la echaron a la calle sin piedad.

Llena de heridas, Lili pasó hambre, frío y además sufrió del constante ataque de muchas personas que la golpeaban despiadadamente porque pensaban que ella los atacaría.

Afortunadamente un buen hombre pudo ver la bondad y sufrimiento en su cara y decidió ayudarla. No solo cuidó de la perrita, sino que asegura que fue tan cariñosa y leal que desde el inicio supo que nunca más podría separarse de ella. Hoy ambos viven felices y él asegura que Lili es una fiel compañera.

Así como todos ellos, hay millones de perritos que buscan una familia, después de haber sufrido abusos y abandono. Estos perros han hecho de las calles un hogar donde deben pasar frío, hambre, dolor y hasta la muerte.

Por este motivo, todos nos podemos convertir en salvadores de perritos abandonados y enfermos que buscan un poco de piedad y una segunda oportunidad.