El doloroso momento de un policía despidiéndose de su amigo más fiel

Todo el tiempo que dura la relación entre un perro y su dueño está cargada de diversión, amor y gratos momentos. Desde la adopción, atravesando los primeros meses de vida del perro, hasta los juegos y todo el tiempo que pasan juntos.

Después de varios años, un perro y su dueño son inseparables, acumulando gran cantidad de anécdotas e historias vividas en conjunto.

Pero lo que sí es un amargo momento, es cuando uno de los dos muere, como la historia de este video, en la que el Max, de raza Ovejero Alemán, fue diagnosticado con cáncer terminal.

Su dueño, un oficial de policía, vivió junto a Max innumerables aventuras, ya que trabajaban juntos como policías, y en el departamento policial fue donde se conocieron.

Sin embargo, el golpe más duro llegó con la trágica noticia. Su dueño e inseparable amigo sufrió y lloró mucho cuando tuvieron que decidir en el departamento de policía que ya no había cura para su amigo, y los dolores que estaba presentando eran insoportables.

En una camilla de una clínica veterinaria, el oficial de policía acompañó hasta último momento a su gran amigo canino, dándole una despedida y dejándolo descansar en paz.