El hombre que incubó, alimentó y liberó a un pájaro diminuto

Cuando el canal de YouTube “A Chick Called Albert” recibió una llamada sobre un nido que se había caído entre unas sillas de jardín, fue a investigar a la casa. El pequeño nido de pájaro había sido destruido.

Al principio pensó que el nido estaba vacío, pero cuando lo abrió vio un par de huevos muy pequeños. No todas las personas pueden encontrar un huevo de pájaro y criarlo hasta que eclosione. Esto puede ser especialmente difícil si los huevos son pequeños.

¿Qué clase de pájaro vendría de unos huevos tan pequeños? Decidió intentar incubar los huevos usando su incubadora. No tenía ni idea de si había algo dentro de los huevos, pero pensó que valía la pena intentarlo.

También se preguntaba si sería capaz de criar a los polluelos que eclosionarían de ellos.

Los óvulos debían ser removidos tres veces al día para asegurar el desarrollo adecuado del posible embrión. Después de cuatro días, buscó usando una luz si había vida en el interior de ellos. Y en uno se notaban pequeños filamentos moviéndose.

Entonces, una mañana abrió la incubadora y uno de estos huevos había eclosionado.

Se incubó tan rápido que no pudo filmarlo. La alimentación fue difícil con sus grandes manos, y consumía mucho tiempo. Le llevó unas 80 rondas de alimentación al día para mantenerlo sano. Pero al final funcionó.

Al principio, no sabía qué darle de comer al pajarito. Pero luego recordó que tenía rosas con piojos. Probablemente esa fue la única vez que estaría agradecido por eso. Alimentó al pajarito con algunos de ellos.

El pollito tenía hambre cada 10 minutos, y cuando el hombre se quedó sin piojos, el pobre pollito no parecía estar respondiendo. Pero luego lo alimentó con mosquitos y mejoró.

Después de dos días, el pequeño pajarito había empezado a tener plumas, y unos días después, todas sus plumas. Este pajarito tuvo la suerte de caer en buenas manos, y después de varias semanas de alimentación y cuidados, ya estuvo listo para ser liberado en su hábitat natural.