El rápido accionar de los rescatistas para evitar la hipotermia en un perro

En las zonas cercanas al polo norte es normal que los ríos se congelen. La vida en esos lugares tiende a ser dura, tanto para los seres humanos como para los animales.

Las personas que viven en estos lugares ya están acostumbradas y equipadas, ya que salir bajo una fuerte nevada o transitar por zonas de gran cantidad de nieve puede ser fatal.

Sin embargo, los animales son los más perjudicados, ya que la nieve los suele sorprender cuando menos lo esperan. Así podemos ver en estas zonas animales que quedaron congelados u otros que quedaron atrapados en distintos lugares.

Este perro pertenece al segundo grupo. La capa de hielo del río se quebró y fue a parar al fondo del agua helada.

Para su suerte, un grupo de rescatistas lo sacó de allí. Debido al frío que hacía, tuvieron que actuar rápidamente para que no sufriera hipotermia. Una vez cargado en la ambulancia, con masajes, caricias y calor, este perrito superó el mal momento vivido.